Entendiendo las necesidades nutricionales de su cachorro

¿Alimentas bien a tu mascota? (Julio 2019).

Anonim

Conseguir un cachorro es emocionante, pero también es una responsabilidad masiva que nunca debe tomarse a la ligera. Hay mucha consideración y planificación que implica preparar una casa y un jardín para la nueva llegada. Una vez que haya decidido cuál es la raza de perro que mejor se adapta a su estilo de vida (consulte Selector de razas de perros Pets4Homes), es importante investigar lo más posible no solo sobre cómo deben cuidarlos, sino también sobre el tipo de alimento que debe alimentar el cachorro y la frecuencia. de sus comidas. La única consistencia cuando se trata de cachorros, independientemente de su raza, es que deben alimentarse con una dieta que permita un correcto desarrollo y crecimiento.

Explicaciones de crecimiento explicadas

Los cachorros tienen necesidades nutricionales muy diferentes a las de un perro adulto maduro. Como regla general, los cachorros necesitan aumentar su peso al nacer en una cantidad tremenda, que suele ser de 20 a 100 veces antes de alcanzar la madurez total, dependiendo de qué tan grande será un cachorro cuando esté completamente desarrollado. Los cachorros también necesitan una enorme cantidad de energía que obtienen de su ingesta de alimentos para que puedan crecer y desarrollarse como deberían.

Sin embargo, se debe tener cuidado con la cantidad de calorías que se le da a un cachorro, ya que podría aumentar el peso y almacenar grasa en las primeras etapas de su vida, lo que podría hacer que corran más riesgo de ser obesos. Cuando se trata de perros más grandes, alimentar a un cachorro con demasiadas calorías cuando aún se están desarrollando y creciendo puede afectar negativamente su desarrollo porque crecen demasiado rápido y esto pone mucha presión y presión sobre sus huesos, articulaciones e incluso sus órganos internos.

Entendiendo el desarrollo sano de los huesos.

Dos minerales esenciales que aseguran que los huesos de un cachorro se desarrollen como deberían, son el calcio y el fósforo. Los niveles de estos dos minerales en la dieta de un cachorro son esenciales y se deben equilibrar con precisión porque muy poco o demasiado de cualquiera de ellos puede afectar negativamente al crecimiento óseo de un cachorro. En resumen, la relación calcio-fósforo debe ser exactamente correcta.

Comprender el contenido de proteínas.

Es esencial que los cachorros reciban una proteína de buena calidad y vale la pena señalar que necesitan mucho más de lo que los perros adultos y adultos necesitan en su dieta. La proteína de alto valor proporciona los bloques de construcción vitales que los cachorros necesitan para que los tejidos y músculos crezcan y se desarrollen correctamente.

¿Buscas consejos para mascotas gratis para tu perro? Haga clic aquí para unirse a la comunidad de mascotas favorita del Reino Unido: PetForums.co.uk

Entender el cuerpo de un cachorro aún es inmaduro

El cuerpo de un cachorro es muy inmaduro en las primeras etapas de sus vidas, lo que significa que sus sistemas también son más débiles. Esto incluye el tracto digestivo de un cachorro y su sistema inmunológico, por lo que los cachorros tienen un mayor riesgo de desarrollar trastornos estomacales y el riesgo de que se vean afectados por infecciones. Debido a esto, los cachorros necesitan niveles más altos de antioxidantes y prebióticos en una dieta que ayude a mantener el tracto digestivo y fortalezca los sistemas inmunológicos.

La importancia de una dieta bien formulada.

Los cachorros, independientemente de la raza, necesitan una dieta bien formulada que incluya todo lo anterior para que puedan crecer y desarrollarse, teniendo en cuenta que los cachorros crecen rápido y, por lo tanto, sus necesidades nutricionales cambian continuamente durante los primeros meses de sus vidas. Como tal, su ingesta de alimentos debe cambiar también.

Entendiendo que el tamaño de un perro importa

Hay cientos de razas de perros que pesan menos de 1 kg, mientras que otras pueden llegar a pesar más de 100 kg, como es el caso de los chihuahuas y los mastines ingleses. El tamaño de un perro da como resultado grandes diferencias en la tasa de crecimiento, así como las necesidades energéticas, y puede incluir aspectos como la sensibilidad a la salud y la esperanza de vida de un perro.

Como regla general, un cachorro muy pequeño que crece hasta convertirse en un perro completamente maduro que pesa menos de 10 kg, crecerá muy rápidamente y alcanzará su peso adulto cuando tenga entre 8 y 10 meses de edad. Con esto dicho, un cachorro que crece para ser una raza gigante, tendrá una tasa de crecimiento mucho más lenta y solo alcanzará la madurez cuando tenga entre 18 y 24 meses de edad.

Los mejores consejos para elegir la dieta correcta para cachorros.

  • La forma más fácil de establecer la cantidad que un cachorro debe ser alimentado todos los días, es alimentarlos con una dieta completa específicamente formulada para perros en crecimiento y que contenga todos los balances nutricionales que un cachorro necesita para desarrollarse y crecer.
  • Elija una dieta producida comercialmente que se adapte a la raza de un cachorro que ayudará a mantener el cuerpo inmaduro de un cachorro y proporcionará todo lo necesario para el desarrollo y crecimiento básicos.
  • Siempre verifique la tasa de crecimiento de un cachorro, sus niveles de energía y la condición de sus abrigos, lo cual es una clara indicación de que se les está dando una dieta correcta en los primeros meses de vida.
  • Todos los cachorros son únicos y con tantas marcas conocidas de comida para cachorros en el mercado, puede hacer que la vida sea confusa para los dueños. En caso de duda, lo mejor es hablar con un nutricionista de perros o un veterinario local, quien podría ofrecerle valiosos consejos sobre la cantidad, la frecuencia y el tipo de alimentos que un cachorro debe alimentar todos los días para que crezcan y se desarrollen adecuadamente.

El hacer y el no hacer

Hay ciertas cosas que se deben y no se deben hacer cuando se trata de elegir la dieta correcta para un cachorro que se explica a continuación:

  • Permita que un cachorro tenga el tiempo suficiente para instalarse en un nuevo hogar antes de intentar modificar su dieta. Esto debe hacerse con cuidado y gradualmente durante un período de aproximadamente 14 días, una vez que se hayan establecido. Si un cachorro tiene un malestar estomacal, cámbielo de nuevo a su dieta original y pida consejo al criador o al veterinario.
  • No intente cambiar la comida de un cachorro demasiado rápido ni añada nada extra que pueda provocar un trastorno digestivo
  • Lea las pautas de alimentación para la edad de un cachorro y siempre vigile su peso, condición del cuerpo y tasa de crecimiento antes de ajustar la cantidad de alimentos que se alimentan todos los días si es necesario.
  • No le dé a un cachorro acceso gratuito a la comida, ya que esto solo terminará comiendo demasiado, lo que a su vez resultará en que crezcan demasiado rápido y podría llevar a la obesidad.
  • Alimente a un cachorro a la misma hora del día asegurándose de que los horarios de las comidas nunca estén demasiado separados, teniendo en cuenta que los cachorros deben ser alimentados 4 veces al día. Si dejan la comida en su plato, llévesela y no alimente nada hasta que llegue la próxima comida.
  • No se preocupe por un cachorro o aliéntelos a comer su comida cuando no estén interesados. Recuerde, hay ocasiones en que un cachorro puede tener menos hambre de lo habitual y al preocuparse por ellos, los recompensa por no comer, lo que podría hacer que un perro se vuelva muy quisquilloso con la comida. Si el cachorro se niega a comer por más de un día, es hora de llevarlo al veterinario para un chequeo completo