Trazo En Gatos - Todo Sobre Trazo Felino

Truco nuevo para delineado de gato | Principiantes | Mich (Julio 2019).

Anonim

La mayoría de las personas serán al menos periféricamente conscientes de la condición humana conocida como un derrame cerebral, pero ¿sabías que los gatos también pueden sufrir la misma condición? Hasta hace poco, los profesionales veterinarios ni siquiera estaban seguros de si era posible que un gato sufriera un derrame cerebral, y se consideraba muy raro encontrar circunstancias que pudieran haber indicado una sospecha de accidente cerebrovascular en los gatos. Los avances veterinarios recientes y los nuevos protocolos de prueba han demostrado que el accidente cerebrovascular felino es en realidad mucho más común de lo que se pensaba anteriormente. Sin embargo, la buena noticia es que la apoplejía felina es mucho menos severa en la gran mayoría de los casos que su contraparte humana, y que los gatos generalmente realizan una recuperación completa de una apoplejía, y solo en unas pocas semanas. Si le preocupa la posibilidad de que su gato sufra un derrame cerebral o le gustaría saber más sobre los signos y síntomas a los que debe estar atento, continúe leyendo.

¿Qué es un derrame cerebral?

El término 'accidente cerebrovascular' se refiere a una pérdida o reducción repentina del suministro de sangre que llega al cerebro y cae en una de las dos categorías, tanto en gatos como en personas: Trazo hemorrágico, que es el término utilizado para un accidente cerebrovascular causado por un sangrado interno el cerebro. Trazo isquémico, el término para el cerebro que pierde repentinamente su suministro de sangre (debido a problemas como un coágulo o un trombo embolismo que interrumpe el flujo sanguíneo). El principal problema que causa esta pérdida de suministro de sangre en el cerebro es la pérdida de suministro de oxígeno, que es esencial para sustentar la vida. La falta de oxígeno en el cerebro interrumpe las funciones normales del cerebro, y si el suministro de oxígeno está ausente por un tiempo suficiente, puede causar daño cerebral permanente.

¿Buscas consejos para mascotas gratis para tu gato? Haga clic aquí para unirse a la comunidad de mascotas favorita del Reino Unido: PetForums.co.uk

¿Qué causa que ocurran los ataques felinos?

Hay varias razones diferentes por las que podría ocurrir un derrame cerebral en un gato que por lo demás parece saludable, algunas de las cuales se explican a continuación. Mientras que los gatos generalmente se recuperan rápida y completamente de un derrame cerebral, es importante, por supuesto, descubrir las razones subyacentes por las que se produjo el derrame cerebral en primer lugar, para poder intentar evitar que vuelva a suceder. Desafortunadamente, esto puede no ser posible en todos los casos: los veterinarios estiman que la causa de alrededor del 50% de los ataques felinos nunca se identifica definitivamente.

Problemas de coagulación

Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos son causados ​​por fugas de sangre en el cerebro y, a veces, están contraindicados en enfermedades y afecciones que interfieren con los procesos naturales de coagulación y curación de la sangre. Una enfermedad de coagulación congénita (similar a la hemofilia en las personas) puede hacer que su gato corra un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular hemorrágico, al igual que afecciones como la vasculitis, que es una inflamación de las arterias. Los tumores cerebrales, incluso si son benignos, pueden causar los mismos problemas. Los traumas físicos en la cabeza, como los que puede sufrir su gato si se meten en un accidente, también pueden provocar un derrame cerebral como efecto secundario secundario. Finalmente, si su gato come veneno para roedores o roedores que han ingerido venenos para roedores, los productos anticoagulantes que contienen dichos venenos pueden provocar hemorragias cerebrales.

Enfermedades que conducen a cambios arteriales.

Cualquier condición de salud que provoque un estrechamiento de las arterias o bloqueos en las arterias (como enfermedad renal, afecciones cardíacas, problemas de la tiroides, diabetes, presión arterial alta o enfermedad de Cushing) puede conducir a un aumento de los factores de riesgo de accidente cerebrovascular isquémico.

¿Cuáles son los síntomas de un accidente cerebrovascular felino?

Los síntomas del accidente cerebrovascular en los gatos no son los mismos que los que vería en una persona afectada de manera similar, por lo que es importante saber qué es lo que debe buscar. Cualquiera o todos los siguientes pueden ser indicativos de un accidente cerebrovascular, por lo que es importante llevar a su gato al veterinario rápidamente si comienzan a mostrar algunos de estos signos:

  • Convulsiones generalizadas o parciales.
  • Cabeza ligeramente inclinada hacia un lado
  • Problemas con el equilibrio
  • Caminando en circulos
  • Problemas de la vista
  • Reducción del movimiento facial y / o parálisis facial parcial.
  • Cambios de comportamiento
  • Pupilas dilatadas o que no responden

El diagnóstico de accidente cerebrovascular en gatos puede ser difícil, y ninguno de los síntomas anteriores debe tomarse como un diagnóstico definitivo. Sin embargo, como es el caso de las personas, cuanto más rápido pueda abordar los problemas causados ​​por una sospecha de accidente cerebrovascular, mayores serán las posibilidades de que su gato se recupere de forma completa y rápida.

Diagnóstico y tratamiento del ictus felino.

Para diagnosticar definitivamente un derrame cerebral en su gato, su veterinario tendrá que realizar algunas pruebas de imagen para obtener una buena visión del cerebro de su gato. En ocasiones, se utilizan imágenes por resonancia magnética y tomografías computarizadas, al igual que muestras de sangre y la recolección de una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo para detectar inflamación. En términos de tratamiento de un accidente cerebrovascular, no hay un protocolo de tratamiento definitivo a seguir en los gatos. Si el gato sufre de convulsiones como parte del accidente cerebrovascular o desarrolla epilepsia (como ocurre en una proporción muy pequeña de casos), su veterinario puede tratar estas condiciones inmediatas. En general, el tratamiento para el accidente cerebrovascular implica una observación cuidadosa y el manejo del estilo de vida de su gato para adaptarse a los problemas causados ​​por el accidente cerebrovascular mientras se recuperan. En una pequeña proporción de los casos, puede ocurrir daño cerebral o el tratamiento continuo de los síntomas del accidente cerebrovascular (como las convulsiones) puede resultar inmanejable, y desafortunadamente, una pequeña proporción de los gatos que sufren un accidente cerebrovascular no se recuperan. Los gatos generalmente se recuperan de un accidente cerebrovascular y, dentro de unas pocas semanas, un pronóstico mucho mejor que el esperado para las personas. La respuesta de su gato durante las dos primeras semanas después de que haya ocurrido un derrame cerebral es vital. Si su gato comienza a mostrar signos de recuperación, aunque sea lentamente, las posibilidades de una recuperación completa en el tiempo son muy buenas. Como siempre, si le preocupa algún aspecto de la salud, el bienestar o el comportamiento de su gato, consulte a su veterinario lo antes posible para brindarle a su gato las mejores posibilidades de recuperación.