Problemas de salud comunes a los gerbils de mascotas

Mi hámster se afila los dientes con su rueda!!!!! (Julio 2019).

Anonim

Si mantienes un jerbo, lo más probable es que sea un jerbo mongol, la variedad más comúnmente conservada en el Reino Unido. Los jerbos mongoles son pequeños animales robustos y resistentes que generalmente no sufren de muchos problemas de salud, y deben vivir hasta los cuatro años de edad cuando se los cuida correctamente. Sin embargo, hay algunos problemas de salud que pueden surgir en los jerbos con un grado razonable de regularidad, por lo que es importante que el propietario del gerbil los conozca y tome medidas para proteger a sus mascotas de contraer cualquier enfermedad, enfermedad o salud. condición, y saber cómo identificar un problema si se produce.
Siga leyendo para obtener más información sobre cómo mantener los jerbos de Mongolia sanos y cómo detectar los problemas más comunes que pueden ser propensos a los jerbos.

Proporcionando una temperatura estable

Mantener una temperatura cómoda y estable en la jaula de su jerbo es vital para mantenerlos felices y saludables, y la temperatura de la casa de su gerbo nunca debe bajar de 10 grados centígrados. También es vital proteger su jerbo del sobrecalentamiento, así que asegúrese de que su jaula no esté a la luz de la luz solar directa, o justo al lado de un radiador. Durante los meses de verano, asegúrese de que su jerbo tenga una forma de mantenerse fresco, por ejemplo, dirigiendo un ventilador hacia su caja.

Elige tu ropa de cama con cuidado

Los jerbos son sensibles a las alergias y la dermatitis cuando se mantienen en camas inadecuadas, y debe evitar el uso de virutas de madera que provengan de árboles especialmente aceitosos o que estén muy perfumadas. Evite las virutas de pino y cedro, ya que pueden provocar dermatitis de contacto, infecciones respiratorias y llagas e infecciones alrededor de la nariz.

Problemas dentales

Los dientes de gerbo continúan creciendo a lo largo de su vida, por lo que es importante que haya muchos juguetes y masticables disponibles para su jerbo para que puedan mantener sus dientes en una longitud saludable y desgastarlos de forma natural. Si no se controlan, los dientes demasiado crecidos pueden significar que su jerbo no puede comer adecuadamente, así que vigile la longitud de los dientes de su mascota y haga lo que pueda para proporcionar suficiente material de roer para evitar un problema. Si los dientes de su jerbo se vuelven demasiado largos, póngalos en contacto con su veterinario, quien puede recortarlos a la longitud adecuada. A medida que los jerbos envejecen, es más probable que sean propensos a volverse "largos en el diente", ¡así que ten esto en cuenta!

¿Buscas consejos para mascotas gratis para tu roedor? Haga clic aquí para unirse a la comunidad de mascotas favorita del Reino Unido: PetForums.co.uk

Trastornos digestivos

Demasiada fruta fresca u otra comida húmeda puede ser demasiado rica para el estómago de su jerbo y provocar diarrea y malestar estomacal. Preste especial atención al equilibrio de la dieta de su jerbo para asegurarse de que estén recibiendo todo lo que necesitan y de que no tengan problemas para digerir demasiada fibra vegetal o fruta fresca. La diarrea también puede ser indicativa de una infección viral o bacteriana en su gerbo, por lo que si no desaparece en un día o más con un cambio de dieta, póngala en contacto con su veterinario para que la revise.

Infecciones parasitarias

Si bien es relativamente poco común en un hogar donde no hay otros animales que puedan introducir parásitos en el medio ambiente, los jerbos, al igual que todos los mamíferos, pueden contraer una variedad de infecciones parasitarias transmisibles. Esté atento a los signos de piojos, ácaros, pulgas y tiña y aísle cualquier jerbo que muestre signos de infección. La desinfección completa de la jaula y cualquier equipo puede ayudar a limitar la propagación de cualquier infección parasitaria, y su veterinario cuenta con una variedad de diferentes opciones de tratamiento para su propio jerbo para tratar el problema.

Convulsiones

Hasta una quinta parte de todos los jerbos de Mongolia sufrirán convulsiones, que pueden variar desde muy leves hasta convulsiones. Hay un elemento genético en la propensión a las convulsiones, por lo que si posee un jerbo que es propenso a ellos, no debe reproducirse a partir de ellos. Las convulsiones generalmente se manifiestan por primera vez en animales jóvenes, que pueden ser propensos a ellos por el resto de sus vidas, pero en algunos casos, las convulsiones se superarán. No hay nada que pueda hacer para ayudar a su jerbo cuando tienen una convulsión, solo tendrá que esperar a que siga su curso, lo que puede llevar desde unos pocos segundos hasta unos pocos minutos. Las convulsiones pueden ser provocadas por el estrés, así que trate de mantener el hogar y el entorno de su jerbo lo más tranquilo y sin estrés posible.

Apoplejía y parálisis.

A medida que los jerbos envejecen, tienen un riesgo ligeramente mayor de hemorragias cerebrales, lo que puede provocar accidentes cerebrovasculares y parálisis parcial. Si esto sucede, debe llevar a su mascota al veterinario. Si bien muchos jerbos se recuperarán de un golpe menor o único, los golpes más serios o una serie de ellos pueden ser fatales, o significar que es lo mejor para el jerbo que se ponga a dormir. Lamentablemente, no hay nada que pueda hacer para identificar una propensión a un derrame cerebral o para evitar que suceda; para algunos jerbos, es simplemente parte de su declive natural a la vejez.